domingo, 4 de enero de 2015

Lo que Guido Girardi no quiere que se sepa


Ésta es otra de las polémicas en que se ha visto envuelto el legislador. Acá van otras…

Bien lo supo Ricardo Farías, condenado por Publicam, caso por facturas falsas que financiaron su campaña.. Que haría primar en él aquellos valores republicanos fundamentales como la sobriedad, el decoro en el ejercicio del cargo, la ponderación y la prudencia..Ha propuesto desde su elevada tribuna las cosas más confrontacionales posibles con el objeto de obtener pequeñas ventajas políticas por sobre el bien común: aprobar toda clase de abortos, boicotear la ley corta de Isapres, llegando al extremo de respaldar, incluso impedir que se tramiten leyes, como por ejemplo dificultar la tramitación de leyes de educación e incluso bloquear la tramitación de la Ley Presupuestaria, cosa que le costó la vida al Presidente Balmaceda hace más de un siglo.


Les dio sándwiches a los “jóvenes combatientes”. Dialogaba con ellos. Los acompañaba.


Más adelante el ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró que Cenabast perdió más de 3 mil millones de pesos en vacunas contra la influenza que fueron compradas en los últimos años.Ver más en el post: Guido Girardi y el Aborto

El paso de Guido Girardi por el Servicio de Salud Metropolitano, Sesma, fue el trampolín que permitió que en el año 1994 fuera elegido diputado, comenzando una vida llena de hechos que marcan a fuego su accionar.En el 2003, interviene en las acusaciones de menores contra senadores de la UDI en el caso Spiniak



Elegido en cargos por la comuna de Cerro Navia, en la cual él ni su familia jamás han vivido, ha aceptado el reto de liderar el Senado con un estilo contradictorio. . Básicamente, por un acuerdo cupular, tan característico en estos tiempos de democracia y consensos, entre partidos de su coalición.



¿cómo es posible que en nuestro país se permita un continuado ascenso al poder de un político tan controvertido como Guido Girardi?. Ser honesto con el propósito de una tarea permite ganar la confianza de los demás, inspirar y ser un ejemplo para los demás. Por cierto, significa nunca hacer mal uso de lo que se nos confió.Y nunca debe olvidarse que la honestidad es la clave de la autoridad. La segunda cualidad que debe poseer un buen político es poseer una mente trabajada en la rigurosidad del saber y de hacer las preguntas correctas.




Las convicciones son creencias, motivaciones y razones personales sobre las que se basan ciertas acciones. En otras palabras, el carácter se pone de relieve en la manera como el ser humano, procede consigo mismo y con los demás, en la manera de cumplir lo que se le encarga y en la manera de tratar las cosas. Ellos, no tienen un conflicto entre lo que es conveniente y lo que es correcto. Y el que pierde es el Senado que rebajará aún más la evaluación pública.

0 comentarios:

Publicar un comentario